Mejorar el ambiente y ahorrar calefacción, electricidad y yacija con el recuperador de calor COPILOT IC10

Con más de 250 aparatos instalados en la península ibérica, COPILOT System presenta su recuperador de calor con intercambiador IC10, una tecnología desarrollada para optimizar los costes de producción en las granjas modernas, capaz de asumir gran parte de la ventilación de primera fase de los criaderos consiguiendo así grandes reducciones en los consumos de combustible.

El funcionamiento del intercambiador de calor se basa, principalmente en la extracción de aire sucio, húmedo y caliente y la reintroducción de aire limpio y fresco de la calle a una temperatura similar a la del aire de salida.

Esta operación se realiza extrayendo el aire sucio, húmedo y caliente de la nave por aspiración a través de los conductos más gruesos del intercambiador, donde se retiene el calor. Por otra parte, un segundo extractor introduce en la nave aire fresco y limpio de la calle, haciéndolo pasar antes por conductos más finos del intercambiador. La gran superficie de contacto garantiza una óptima recuperación de la energía y genera la condensación de la humedad del aire. De esta forma, se consigue entrar aire caliente, limpio y seco en el edificio.

COPILOT System ha llevado a cabo una serie de pruebas para medir los resultados conseguidos por el intercambiador de calor y a modo de ejemplo ha comprobado que, a una temperatura exterior de 5ºC y con una temperatura en el interior de la nave de 30ºC, la temperatura de entrada del aire mediante el intercambiador IC10 era de 27ºC.
Las pruebas se realizaron en una granja avícola de Valencia con 100.000 pollos durante el pasado invierno y después de comprobar y analizar los resultados de las mediciones realizadas se observó que los ahorros energéticos se situaban entre el 40 y el 50%.

Otra característica que se observó fue que el aparato consigue menos variaciones de temperatura, es decir, la temperatura se mantiene más estable, algo que favorece la homogeneidad de los animales.

El intercambiador de calor de COPILOT es un aparato de bajo consumo –cada uno gasta 0,22kW-, y por esta razón resulta más económico que un sistema de ventilación normal.
Así pues, se ha calculado que el tiempo de amortización del intercambiador en esta granja se sitúa en 2,7 años, gracias al ahorro que supone en la factura del gas, de la electricidad y de yacija.

En cuanto a sus características técnicas, destaca por ser pequeño y manejable, lo que hace posible su instalación por una sola persona de manera fácil.
Sus componentes están pensados y fabricados para trabajar en la granja y conservarse durante largos períodos de tiempo. Es el caso, por ejemplo, de sus ventiladores, construidos por uno de los fabricantes más prestigiosos del mundo.

La tecnología del intercambiador COPILOT IC10 procede de Canadá, donde desde hace 35 años es obligatorio en todos los edificios, la instalación de un intercambiador de este tipo. El motivo de la obligatoriedad es el gran gasto de energía que se produce en dicho país debido a las bajas temperaturas.
Así pues, este fabricante canadiense ha adquirido una gran experiencia y ha desarrollado esta tecnología de la que COPILOT System tiene la misión de hacer llegar a los ganaderos españoles.


Descargar ficha producto